Responsabilidad Personal

Y liberación de reclamaciones

¡ATENCIÓN! – Imprescindible leer y firmar en la ficha para disfrutar del estudio.

¡IMPORTANTE! Las sesiones de Pilates nunca sustituyen ni pretenden ser la visita o diagnóstico de un fisioterapeuta o médico. Como profesora de Pilates, mi misión es que aprendas a mover tu cuerpo correctamente y ganes así calidad de vida.

En el momento en el que empiezas a recibir las clases en Madrid Pilates Center, se aceptan las siguientes condiciones:

  1. RENUNCIAS. El alumno entiende que María Martín no actúa como médico ni fisioterapeuta. Si el alumno recibe rehabilitación o tratamiento médico, debe discutir cualquier cambio en los hábitos de vida con el fisioterapeuta o médico.
  2. RESPONSABILIDAD PERSONAL Y LIBERACIÓN DE RECLAMACIONES RELACIONADAS CON LAS SESIONES DE CONTROLOGÍA. El alumno reconoce que asume toda la responsabilidad sobre su propia vida y bienestar. El alumno expresamente asume los riesgos de la práctica de Pilates (igual que en cualquier ejercicio físico), agujetas, sensaciones nuevas en el cuerpo, etc. El cliente libera a la profesora de cualquier responsabilidad por daños, causas de acción, denuncias, pleitos, sumas de dinero, reclamos y demandas de ningún tipo, que surjan del disfrute pasado o futuro del alumno en las clases de Pilates.
  3. CONFIDENCIALIDAD. La profesora debe mantener la información del alumno en privado y no deben compartir con ningún tercero a menos que la ley lo obligue. Los datos personales serán protegidos  e incluidos en un fichero titular de María Martín, a los efectos de poder facilitar información al cliente sobre los servicios solicitados. Tales datos serán tratados conforme a la ley española y con todas las garantías de la ley 15/1999 de 13 de diciembre, disponiendo del derecho a cancelar, acceder, oponerme y rectificar tales datos.
  4. ARBITRAJE, ELECCIÓN DE LA LEY Y RECURSOS LIMITADOS. Si alguna vez surge una disputa entre la profesora y el alumno respecto a los servicios prestados en virtud de este acuerdo o de otro modo sobre la relación entre las partes, las partes acuerdan someter el arbitraje ante el SEMAC (Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación). Cualquier juicio sobre el laudo dictado por el árbitro (s) puede ser presentado en cualquier tribunal que tenga jurisdicción sobre el mismo. Este arbitraje debe ir a cargo de un solo árbitro. Lo único que puede ser concedido al cliente en caso de que gane el arbitraje es el reembolso del coste del entrenamiento. Sin limitar la generalidad de lo anterior, no puede ser concedida al cliente indemnización por daños consecuenciales o de otro tipo.
    Este acuerdo se interpreta de acuerdo con las leyes del Estado. En caso de que cualquier disposición de este Acuerdo se considere inaplicable, las partes restantes del Acuerdo siguen en pleno vigor.